Nutrición y salud.

Los beneficios para la salud de la alimentación ecológica.
Nutrición y salud El Cantero de Letur

La salud depende de varios factores, pero según la medicina pone de manifiesto constantemente, entre esos factores puede destacarse la estabilidad emocional, el ejercicio físico y, especialmente la alimentación.

Sin lugar a dudas, el consumo de alimentos ecológico ayuda a cumplir estas normas y además evita que introduzcamos sustancias nocivas en nuestro organismo.

Es bueno profundizar en el conocimiento de los alimentos y sus características nutricionales para alimentarnos mejor, pero sin llegar a excesos y contando siempre con el médico.

A modo de conclusión se podría decir que para alimentarse bien es necesario comer de todo un poco vigilando no cometer excesos especialmente con las grasas. Comer fruta y verdura en abundancia. En las carnes primar las aves y el pescado. Tomar fibra suficiente. Y tomar alimentos frescos, sanos y naturales sin aditivos de síntesis química ni añadidos innecesarios y peligrosos.

Con esto, más ejercicio y un grado de tranquilidad razonable, su salud estará en el camino correcto.

Dieta equilibrada

No se pueden dar normas específicas en este sentido pues existen factores que la hacen variar de un individuo a otro como la cultura, la disponibilidad de distintos alimentos en cada lugar y las características fisiológicas particulares.

Sin embargo sí que existen normas generales que favorecen una alimentación que ayude a mantener la salud.

  • Adecuar los nutrientes energéticos al nivel de trabajo y ejercicio.
  • Mantener la ingestión de nutrientes con funciones plásticas y reguladores en niveles adecuados.
  • Comer variadamente de todos los grupos de alimentos.
  • Que el consumo de grasas no exceda el 30% del consumo energético total y que las grasas saturadas no sean más del 10% del total de las grasas.
  • Consumo moderado de colesterol (del orden de no más de 300 mg/día).
  • Consumo escaso de carnes rojas en beneficio de aves y pescados.
  • Ingestión continuada de fibra vegetal, en una magnitud alrededor de 22gr/día.
  • Cubrir las necesidades de calorías sin excedernos en ello. Alrededor de 40 Kcal por kilo de peso por día.
  • Comidas bajas en sal. Consumo de sal diario que no exceda los 3 gr.
  • Consumo de alcohol muy moderado.
Elementos nutricionales

Lo que nuestro cuerpo necesita para una correcta nutrición es un extenso y complejo conjunto de elementos que pueden agruparse en

  • Hidratos de carbono. Que aportan sobre todo energía.
  • Lípidos o grasas. Que constituyen reservas de energía y cumplen importantes funciones en la consistencia de los órganos, regulación hormonal y la comunicación celular.
  • Proteínas. De primera importancia para un comportamiento adecuado de las células de nuestro cuerpo (actividad, transporte, defensa, etc.).
  • Vitaminas. Muy importantes en los procesos metabólicos del cuerpo. No aportan energía, pero su escasez dificulta la captación de energía.
  • Minerales. Sobre el 5% de nuestro corporal está compuesto por los minerales. Son imprescindibles para la formación de los tejidos y son necesarios para las reacciones químicas en que intervienen las enzimas.
  • Enzimas. Hay una gran diversidad y suelen cumplir funciones muy específicas y están en la base de todas las reacciones químicas que caracterizan los fenómenos vitales.
  • El agua. Supone dos tercios del peso total de nuestro cuerpo. Con la pérdida sólo de un 10% del agua de nuestro cuerpo crea graves problemas y con un 20% se produce la muerte. Es imprescindible para el mantenimiento de los tejidos, para absorber nutrientes y transportas desechos y tiene una acción directa en la temperatura corporal.
Cuidando la salud

La alimentación , a su vez, es una actividad consciente por la que aportamos al cuerpo los nutrientes que necesita. Estos nutrientes llegan a todos los tejidos de nuestro cuerpo a través de una compleja actividad inconsciente de nuestro organismo que llamamos nutrición por la que el cuerpo descompone los alimentos, toma las sustancias que necesita y las envía a su destino para que cumplan su función.

Por tanto la nutrición es un proceso mecánico sobre el que podemos actuar en pequeña medida, pero la alimentación es un proceso sobre el que sí podemos actuar completamente usando la información, nuestra libertad y nuestra inteligencia. De este modo puede decirse que en gran parte somos responsables de nuestra salud. Mejorar nuestros hábitos alimenticios es mejorar nuestra salud.

Todos estos elementos están o se ven favorecidos por la alimentación. Debemos por tanto conocer nuestras necesidades para aproximarnos lo más posible a la ingestión en la cual los obtengamos en su justa medida, sin defecto, pero también sin excesos. La aportación de estos elementos nos llega a través de una dieta equilibrada.

 

¿Quieres información? Consúltanos

6 + 15 =

Únete al club

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe noticias relacionadas con Cantero de Letur



Pin It on Pinterest

Share This